Mindfulness en el aula, como acompañar a los niños en su práctica de mindfulness, una formación online ¡en directo! para educadores de 2 sesiones de 4 horas. Sábados 18 y 25 de julio o sábados 21 y 28 de noviembre, grupos reducidos de máximo 12 personas. Acceso desde cualquier país, coste 95€ Impartido por el equipo de Sloyu con formadores con más de 5 años de experiencia en la formación de instructores de mindfulness para niños y jóvenes. Reserva tu plaza

Dinero es energia materializada. Es muy útil tener dinero. Si dispones de ello se abren muchas puertas. Te ayudará a conseguir tus sueños, a vivir más comodamente y te puede ayudar a cumplir tus propósitos. Si no dispones de ello la vida puede ser muy complicada.

Dinero

Pero el dinero también se puede convertir en una trampa. Entonces hace que solo pensamos en nosotros mismos y que nos olvidamos de los demás y de nuestro propósito.

Este cuento de Bruno Ferrero, en que utiliza una parábola, ilustra perfectamente esta idea.

– Maestro, ¿qué piensa del dinero? – preguntó el discípulo.

– Mira a la ventana, – le dijo el maestro -, ¿qué ves?

– Veo una mujer con un niño, una carroza tirada por dos caballos
– … y una persona que va al mercado

– Bien. Ahora mira al espejo. ¿Qué ves?

– ¿Qué quiere que vea? Me veo a mí mismo, naturalmente.

– Ahora piensa: la ventana está hecha de vidrio, lo mismo que el espejo. Basta una pequeñísima capa de plata por detrás del vidrio para que el hombre sólo se vea a sí mismo.

Fuente: cuento aportado por contarcuentos.com