¿Cuánto tiempo te queda para realizar tus sueños, para hacer este viaje especial, para ponerte físicamente en forma para poder desifrutar al máximo de la vida, para hacer todas estas cosas especiales que tienes en mente para hacer con tu pareja, para estar totalmente disponible para tus hijos y perderte con ellos unos días, para hablar de temas importantes con tus seres queridos ahora que están todavía aquí cerca de ti?

Alguien preguntó a Galileo que cuántos años tenía.

Ocho o diez, repuso Galileo, en evidente contradicción con su barba blanca.

Y luego explicó:
– Tengo, en efecto, los años que me quedan de vida.
– Los vividos no los tengo, como no se tiene las monedas que se han gastado

 

Obviamente no sabemos cuanto tiempo nos queda, pero es una razón más para aprovechar al máximo las 24 horas que nos regala la vida cada día. Estaría bien que cada día al despertarte preguntas por tus prioridades de este día… ¿Cuáles son realmente…? ¿Estás dedicando sufficiente tiempo a tus prioridades? Si no es así, ¿Qué puedes hacer para dedicar más tiempo a lo que realmente es importante para ti?