Blog de Joost Scharrenberg

Gracias por visitar estas páginas. Escribiré aquí sobre tres cosas que me encantan: la comunicación, los cuentos simbólicos y la poesía, la educación y el entrenamiento de la atención. Iré compartiendo las actividades de los proyectos de mindfulness en que participo.

Ser feliz es sencillo, lo difícil es ser sencillo – proverbio Zen

NUEVO: curso para instructores de mindfulness: los cuentos en mindfulness y la indagación
Fechas: 3 y 4 de agosto. Donde: Barcelona. Descargar: folleto informativo.

El poder de la exclusividad

El poder de la exclusividad

La exclusividad es un elemento que funciona muy bien en las técnicas de ventas (online). No por nada vemos en muchas tiendas en Internet los reclamos: "Últimos ejemplares", "Oferta limitada", "Sólamente quedan 3 ejemplares" ...   Prueba con dos cajas de galletas...

No corras tanto

Dice la canción "Para, no corras tanto, si a tí mismo te estás buscando"... ¡Qué gran verdad! Buscamos fuera de nosotros lo que tenemos tan tan cerca en nuestro interior. Lo buscamos a toda prisa, corriendo sin saber adonde ir. Genial esta animación - que nos hace...

La historia del éxito de Zappos.com

La historia de Zappos es la de un start-up que arrancó lentamente, pero que supo encontrar sus valores y los puntos que le distinguen de los demás. Se convirtió finalmente en una de las historias de más éxito en el ecommerce. Una vez centrado en los valores que le...

Elijo vivir mi propia vida

El conocido empresario y cofundador de Apple, Steve Jobs, dijo en uno de sus discursos lo siguiente sobre elegir vivir tu propia vida. “Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es...


Cursos Mindfulness sloyu.com

Ver mi perfíl enPinterest

Ver mi perfíl en LinkedIn

Sígueme en Twitter

Mi último post en Instagram

  • Pueblos en Cataluña #Calaf #Anoia #AltaSegarra #buenacompañia #tapitas #vino #momentomindful

Síguenos en Instagram

Cita al azar

El destino es el que baraja las cartas, pero somos nosotros los que las jugamos.